<Diciembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             
Blogalia
Blogalia
Inicio > Historias > Cartas desde su IP
Cartas desde su IP 2003-07-16

Tengo unos vecinos que trabajan en el turno de noche. Unos vecinos que tienen sus necesidades como todos y que no dudan compartirlas con los demás. Hoy tocaba sesión de sexo. Creo que a algún vecino le han faltado las palomitas y la cocacola en el alfeizar de la ventana, en la sesión de las tres de sexo radiofónico.
[con tres rombos]

Tengo otros vecinos que aprecian como nadie los cartones de vino del Carrefour. Además, o son muchos o se cambian la cara todos los días, porque siempre me encuentro a uno nuevo en la escalera. Son tan buenas personas que no se guardar su arte para sí mismos y prefieren compartir sus canciones con el resto del patio. Así, no es raro que a las dos de la madrugada suene una voz aterciopelada borracha de tantos excesos y entone una letanía en un idioma que para mí no tienen sentido. Y los demás vecinos lo agradecemos enormemente, incluso alguno se acuerda de sus respectivas familias.
[en esta vida no hay que olvidarse de nadie]

Tengo otra vecina que vive de los rumores que ella misma sustenta. Que está encima de todo y de todos y no se pierde ningún detalle. Una periodista rosa frustrada que intenta recuperar sus años perdidos. Toma el cotilleo como un hobbie, como haría cualquier otro con el bricolaje o con los puzzles. Cuando me cruzo con ella tengo casi que rellenar un impreso con lo que he hecho y lo que voy a hacer.
[es de la CIA]

Y mis vecinos pensarán de mí que tienen un vecino que canta en la ducha siempre la misma canción, que pone la música demasiado alta. Una luz encendida en el patio hasta altas horas de la noche. Los vecinos que trabajan de noche dirán que no les dejo dormir (de día), los catadores de vino me tendrán simpatía porque nunca me quejo de sus fiestas improvisadas y la cotilla especulará sobre lo que ocurre por las noches en mi habitación:
¬ Dicen las malan lenguas que asesina a gente y las descuartiza por la noche.
¬ Eso es un antro de lujuria y perversión.
¬ Graba cine de barrio y lo ve por las noches.

En fin, estas cosas son las que ponen un poco de salsa en una vida que, de otra forma, resultaría un poco insipida. Todos necesitamos a la gente en la misma medida en que deseamos el aislamiento.
[no me gusta la soledad]


| leer más |

Enviado por pipodols a las 20:05 | 1 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://pipodols.blogalia.com//trackbacks/9872

Comentarios

1
De: milio Fecha: 2003-07-17 07:19

eso me suena ;)

Gracias por abrir una ventana a mi pequeño mundo.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.145.16.43 (c422671911)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?