<Diciembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             
Blogalia
Blogalia
Inicio > Historias > LOS AROMAS DEL RECUERDO
LOS AROMAS DEL RECUERDO 2004-12-10

• Los científicos que han explicado las conexiones entre el olor y la memoria reciben hoy el Nobel

A veces, al entrar en una habitación, el olor de los muebles, del mosaico o de la pintura nos recuerda una habitación en la que habíamos jugado durante nuestra infancia. Otras veces, el olor de un pastel nos hace recordar la mona de Pascua que nos regalaba nuestro padrino. Lo que llama la atención en estas vivencias es que se presentan inesperadamente de una forma súbita pero muy evidente. Ello se debe a que los olores llegan directamente por el nervio olfatorio a la corteza cerebral del lóbulo temporal, constituyendo una excepción, ya que las demás sensaciones llegan a la corteza después de hacer un relevo en una o varias estaciones.

La carga emotiva de estos recuerdos se explica por las conexiones del lóbulo temporal con el sistema límbico, encargado de controlar la conducta emocional y los impulsos de motivación y que está directamente involucrado en la naturaleza afectiva de las sensaciones, es decir, decide si las sensaciones son placenteras o si son desagradables, lo cual equivale a una recompensa o un castigo.
Debido a estas cualidades afectivas de agrado o desagrado, el olfato es probablemente aún mas importante que el gusto en la selección del alimento. Si nos sentó mal, a menudo sentimos náuseas solamente con oler el mismo tipo de comida.

Cuando las sensaciones correspondientes al olfato son evocadas posteriormente vienen cargadas de fuertes emociones, agradables unas, desagradables otras, que nos permiten asociarlos a acontecimientos, personas, lugares y épocas. En los animales inferiores, la región del lóbulo temporal conocida como la amígdala está completamente implicada en el olfato, mientras que en el hombre hay otra porción de la amígdala mucho más desarrollada que la porción olfatoria y que desempeña papeles de conducta no relacionados con el olfato. El ser humano y otros primates han tenido que renunciar a buena parte del olfato para hacer sitio a otra función cerebral: la visión en color. Hay un ciclo diurno del olfato que aumenta antes de las comidas y disminuye después de ellas, que explica las sensaciones de apetito y saciedad.

Hoy, los estadounidenses Richard Axel y Linda B. Buck recibirán el Premio Nobel de Medicina y Fisiología 2004 (dotado con 1,1 millones de euros) por sus trabajos relacionados con el sentido del olfato, concretamente con los principios del reconocimiento y el recuerdo de 10.000 olores.

JORDI Cervós
Neuropatólogo y rector emérito de la Universitat Internacional de Catalunya

EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

Enviado por pipodols a las 01:00 | 0 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://pipodols.blogalia.com//trackbacks/24137

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.163.210.170 (f1b1af664d)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?