<Diciembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             
Blogalia
Blogalia
Inicio > Historias > Adios a Christa Leem
Adios a Christa Leem 2004-09-20

Me he enterado accidentalmente del fallecimiento de Christa Leem y ha sido un palo tremendo. Hacía muchísimo tiempo que no sabía nada de ella, nada. Incluso los amigos comunes, tampoco.

Christa desapareció un día como por arte de magia. Se la llevó el viento, ese viento que ella dejaba a su paso y que podía tornarse en huracán. La encontré una vez por la calle donde me informó que vivía fuera de Barcelona y de la movida teatral rodeada de su madre y un amigo íntimo. Estaba como más relajada y más gordita, pero no obstante, a la que te descuidabas, recobraba la energía que la hizo famosa y todo podía saltar por los aires envuelto en su risa directa y espectacular.

La conocí en el 83 en la desaparecida Cúpula Venus de las Ramblas, cuando me iniciaba en el monólogo. Compartíamos programación (ella era una gran y reconocida artista) y nos hicimos amigos. Servidor era fan suyo incondicional (¿quién no?), y ella, para darme ánimo por la poca gente que venía a verme me jaleaba en las actuaciones como se le hace a un cantante flamenco.

A los dos nos gustaba beber, por eso nuestras conversaciones eran siempre fluidas. De madrugada, al acabar el trabajo, nos íbamos con Pep Molina a "rematar" la cosa en los sitios que quedaban abiertos, Zeleste, el Nus, etcétera, donde nos poniamos lo que se dice a gusto.
Christa era un torrente de vida, una fuerza de la naturaleza que no cabía en ningún corsé. Un ser genial e irrepetible. Estar con ella sentado en la misma mesa era un regalo de la vida. Era la anarquía vital y creativa en su manifestación más viva y luminosa. A veces, agotado por su energía, caías al suelo fulminado y botando y rebotando como una pelota de pimpón hasta el último pin.

Nunca he conocido a nadie como ella, palabra. Cuando dejó la profesión me sentí muy solo (me inicié en el monólogo a su vera) y solo he ido tirando por la vida y solo me he encontrado con su muerte. Y no puedo evitar ante la noticia (y tampoco quiero) que se me arrugue el alma como un papel cuando va a la papelera.

¡Que tristeza!

Te quiero, Christa, que lo sepas.

PEPE RUBIANES, El Periódico

Enviado por pipodols a las 01:00 | 1 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://pipodols.blogalia.com//trackbacks/21541

Comentarios

1
De: Uri Fecha: 2004-12-20 11:57

Hoy (lunes 20 Dic) se realiza un evento que puede interesar a los que les atraiga la figura de esta artista, el el "Espai Brossa" de Barcelona;

http://www.espaibrossa.com/seccion.asp?0=2&1=302526&2=3200#top

Saludos



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.82.56.95 (f427478dc3)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?